Canelones sin gluten – Receta definitiva ¡para los amantes de la pasta!

Contenido del artículo

Uno de los artículos que más nos habéis solicitado es cómo hacemos nuestros canelones. Pero, obviamente, no podemos desvelar nuestro secreto mejor guardado (por el momento).

Así que nos hemos puesto manos a la tecla para traeros una receta de canelones sin gluten (y sin otros alérgenos) para que podáis elaborarlos en casa siguiendo los tips de nuestros chefs.

Como iréis viendo, es una receta sencilla, con ingredientes que todos tenemos a nuestro alcance, por lo que ¡ya no hay excusa para disfrutar de una mañana de cocina con tu gente!

Vuestros estómagos y paladares lo agradecerán, hacednos caso.

O si eres de los que no tienen tiempo para andar entre fogones, no te preocupes porque tenemos una amplia selección de canelones sin gluten y con opciones sin lactosa o lácteos, completamente artesanales para que solo tengas que descongelarlos y calentar en casa.

Y como hacemos envíos a toda la Península, ya no tendrás dificultades para comer toda la semana, o los días especiales, platazos aptos para todos.

Ingredientes

Para el relleno

  • 500 g de ternera (parte de la aguja)
  • 500 g de carne de cerdo (parte del lomo)
  • 1/2 pollo
  • 4 cebollas
  • 4 zanahorias
  • 1 puerro
  • 1 cabeza de ajos
  • 3 tomates maduros pelados
  • 500 ml de brandy
  • 12 placas de pasta fresca Alatria
  • Aceite de oliva al gusto
  • 100 ml. de leche o bebida vegetal
  • 25 g de pan seco o duro

Para la Bechamel

  • 1 l de leche
  • 40 g de harina de tapioca
  • 40 g de aceite de oliva
  • 100 g de queso rallado
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Nuez moscada

Receta de canelones sin gluten, ¿cómo los elaboramos?

Paso 1: Mise en place

Cogemos la carne de ternera, de cerdo y de pollo, les limpiamos las impurezas y las troceamos en dados grandes.

Repetimos el mismo proceso con todas las verduras.

Os recordamos que nosotros hemos seleccionado ajo, cebolla, zanahoria, puerro y tomate, pero aquí hay espacio para elegir vuestras favoritas, ya que esta receta de canelones sin gluten es muy versátil al paladar.

Lo único que aconsejamos no eliminar es el tomate, ya que es el ingrediente que le aporta no solo sabor, sino también jugosidad.

Paso 2: ¡A los fogones!

En una cazuela, vertemos aceite de oliva y cuando esté a temperatura alta, echamos las carnes, previamente salpimentadas. Una vez listas, las apartamos y reservamos.

Aprovechamos el mismo recipiente, ya que contiene todos los jugos y el sabor de la carne, para echar las verduras troceadas y sofreímos.

Cuidado en este punto de que no se os peguen y se quemen, sino dejarán un sabor bastante amargo al resultado final.

Paso 3: Mucho chup-chup

Una vez tenemos las carnes y las verduras listas, volvemos a introducirlo todo en la cazuela y le añadimos el chorrito de brandy.

Tapamos el recipiente y dejamos que haga «chup-chup» sin dejar de remover para evitar que se agarre al fondo. Este proceso suele llevar unos 35 minutos aproximadamente, pero aquí depende de cada cocina.

Ya sabemos que este paso es el que más paciencia necesita, pero es que los guisos precisan de mucha calma para que todos los aromas y sabores se adhieran a cada uno de los elementos que lo componen.

Paso 4: La farsa

Una vez todas las verduras están «pochaditas» y la carne jugosa en su punto dejamos enfriar.

Paralelamente, hemos preparado el engrudo de pan mojado con la leche o bebida vegetal. Esto le dará ¡mucho cuerpo al relleno!

Cogemos una picadora y vertemos el pan y el guiso anterior. Cuidado con excedernos en el triturado, no queremos que quede una masa líquida, sino un relleno con textura pero sin trozos excesivamente grandes, ya que son molestos a la hora de comer.

Reservamos la mezcla en una manga pastelera que nos ayudará a rellenar nuestra receta de canelones sin gluten.

Bechamel sin gluten sin lactosa

Paso 5: La suculenta bechamel

Y llegamos a uno de los pasos que más quebraderos de cabeza suele dar, la bechamel sin gluten.

Os explicamos el paso a paso ahora, pero os recomendamos que echéis un vistazo a la receta de bechamel sin gluten y sin lactosa que preparamos hace tiempo donde detallamos todo al milímetro.

El primer paso es mezclar 50 ml de leche con la harina de tapioca, para conseguir que se disuelva a la perfección previamente.

A continuación, hervimos 950 ml de leche junto a las especias, la sal, el aceite de oliva y cuando llegue a ebullición, le añadimos los 50 ml anteriores con la harina de tapioca disuelta.

Ahora es el momento de comenzar a remover y remover para disolver los poquitos grumos que saldrán (al usar harina de tapioca evitamos la aparición de excesivos grumos y conseguimos una textura estable y poco invasiva respecto al sabor).

Paso 6: ¿Listos para la mejor pasta fresca sin gluten?

Y llegamos al culmen de nuestro plato, ¡las placas frescas de canelones!

Hervimos las placas Alatria según las indicaciones del paquete y escurrimos para eliminar cualquier exceso de agua que pueda quedar.

Colocamos una a una, extendidas, encima de un trapo bien limpio y empieza la diversión, porque con la manga pastelera de la farsa iremos rellenando de manera muy sencilla todas las placas. Los iremos enrollando con cuidado.

Paso 7: ¡Mucho horno y mucho queso!

Precalentamos el horno a 180º.

En una bandeja apta para ello, colocamos en el fondo una capa fina de bechamel, y vamos poniendo encima los canelones uno a uno. Napamos todos con el resto de la bechamel y coronamos con un delicioso queso rallado al gusto.

Introducimos en el horno y estarán listos cuando todo el queso esté preciosamente doradito.

Expertos en Alimentación inclusiva
COCINAMOS POR Y PARA COMPARTIR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0
¡Tu carrito está vacío!

Parece que todavía no has agregado ningún artículo a tu carrito.

Buscar productos
× ¿Te ayudo?